Introducir la fruta en su dieta
18 Octubre, 2016
¿Cómo los cuidamos en verano?
26 Diciembre, 2016

LA FIEBRE Y SU HIJO

La fiebre consiste en una temperatura corporal superior a la normal. La temperatura normal del cuerpo de su hijo varía según la edad, su salud general, el nivel de actividad que tenga, la hora del día y que tanta ropa tenga puesta. La temperatura de todas las personas tiende a ser inferior en las primeras horas de la mañana y más alta al final de la tarde y comienzo de la noche. La temperatura corporal también se eleva ligeramente con el ejercicio vigoroso.

Se considera que cualquier lectura termómetro superior a 38º es un signo de fiebre. Esta cifra podría variar dependiendo del método usado para tomar la temperatura del niño. Al llamar al pediatra, infórmele que método utilizó.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE FIEBRE:
Si su hijo tiene fiebre, su ritmo cardíaco y respiratorio se acelerará naturalmente. Podrá notar que se siente caliente al tocarlo, que se ve sonrojado o que suda más de lo normal. También `puede tener más sed.
Algunos niños se sienten bien aunque tengan fiebre. Sin embargo, la mayoría mostrará síntomas de la enfermedad que está causando la fiebre. Su hijo podría tener dolor de oído, dolor de garganta, salpullido o dolor de estómago. Estos síntomas pueden brindar importantes indicativos de la fiebre en el niño.

COMO TRATAR LA FIEBRE LEVE
Por lo común, si el niño es mayor de 6 meses de edad y tiene una temperatura por debajo de 38.º no necesita ningún tratamiento para la fiebre, a menos de que esto le produzca malestar. Observe su comportamiento. Si está comiendo y durmiendo bien y está en capacidad de jugar, podría esperar a que la fiebre se alivie por sí misma.
Mientras tanto…
•Mantenga su habitación a una temperatura fresca y agradable.
•Vístelo con ropa ligera.
•Trate de que tome líquidos como agua, jugo de frutas diluido o una solución de electrolítos de venta al público.
•Asegúrese de que no haga demasiado esfuerzo.

¿CUANDO DEBE LLAMAR AL PEDIATRA DE INMEDIATO o ACUDIR A LA URGENCIA ?
•Tiene temperatura de 38º.
•Luce muy enfermo, está más somnoliento de lo normal y está muy inquieto
•Ha estado en un lugar extremadamente caliente, tal como un auto sobrecalentado.
•Tiene otros síntomas tales como la tirantez en el cuello, dolor agudo de cabeza, dolor de garganta fuerte, dolor de oído fuerte, un salpullido inexplicable o vómitos o diarrea repetitivos
•Sufre de alguna afección que reprime el sistema inmunológico, tal como afección de célula falciforme o cáncer, o si está tomando esteroides.
•Ha tenido una convulsión
•Es menor de 12 meses de edad y presenta una temperatura rectal de 38º o más alta.

MEDICINAS PARA LA FIEBRE DE VENTA LIBRE
También hay medicinas que ayudan a recudir la fiebre si ésta le produce malestar al niño. Tanto la Dipirona como el ibuprofeno son adecuadas y efectivas en las dosis indicadas. Cualquier medicina que le dé a su hijo puede ser peligrosa si se la da en exceso.

No le dé aspirina al niño para aliviarle la fiebre. La aspirina ha estado vinculada con efectos adversos tales como malestar estomacal, sangrado intestinal y más serio aún, Síndrome de Reye.

Si su hijo está vomitando y no está en capacidad de tomar medicinas por la boca, debe avisar a su pediatra o acudir a la Urgencia, una alternativa sería un supositorio rectal.

QUE HAGO SI MI HIJO TIENE UNA CONVULSIÓN?
En algunos niños pequeños la fiebre puede desencadenar convulsiones. Cuando esto ocurre, su hijo puede verse raro un rato, temblar, ponerse rígido, retorcerse y girar los ojos.
Esto debe inmediatamente ser evaluado por médico pediatra. Colóquelo en el piso o en la cama, lejos de cualquier objeto duro o afilado.
•Gírele la cabeza hacia un lado para que la saliva o el vómito le pueda salir por la boca.
•No le meta nada por la boca.
•Llame a su pediatra o acuda a la Urgencia.
El niño debe ser examinado por el pediatra después de tener una convulsión febril, especialmente si es la primera vez que la tiene. Es importante buscar la causa de la convulsión febril.

Nota realizada al: Prof.Dr. Ricardo Iramain